Inicio Noticias recientes ¿Qué es el socioliberalismo que profesa Macron (y Trudeau y hasta Rivera)?

¿Qué es el socioliberalismo que profesa Macron (y Trudeau y hasta Rivera)?

1042
0
Compartir

Los conservadores y los socialistas franceses han sido aniquilados en la primera vuelta de las presidenciales francesas por Emmanuel Macron. El candidato se define como “ni de derechas ni de izquierdas”, y se ha convertido en la punta de lanza de un movimiento ideológico poco conocido, incipiente incluso, que parece estar ganando tracción: el socioliberalismo o liberalismo progresista.

Se trata de una ideología política que añade un convierte en progresista al liberalismo conservador, más común y asentado en Europa. El socioliberalismo lo profesan, con muchos matices, desde el propio político francés hasta el primer ministro canadiense Justin Trudeau, pasando, (quizá de soslayo) por el líder de Ciudadanos Albert Rivera o por Barack Obama.

Son liberales en lo social, en oposición a los conservadores, y liberales en lo económico, en oposición a los socialistas. “Creen en sociedades abiertas y diversas, en el matrimonio homosexual o en la libertad para abortar”, explica a Teinteresa.es Jorge Galindo, editor de Politikon. “Al mismo tiempo, proponen combinar la libertad económica para las empresas con ciertos mecanismos de reparto; pero no de reparto de renta, sino de oportunidades”.

En este esquema, el Estado tiene un papel asistencial, dice Pablo Simón, profesor de la Universidad Carlos III. “Las posiciones socioliberales se asocian con la flexiseguridad: son partidarios de desregular el mercado de trabajo, y quieren fomentar la competencia. Pero a la vez mantener un seguro de desempleo, una cobertura social mínima y derechos sociales como el reconocimiento de la diversidad. Hacen políticas más para favorecer la oferta que la demanda [el keynesianismo, base de la socialdemocracia, cree que el Estado debe invertir para generar riqueza y, por tanto, demanda de productos]”.

Teóricamente, beben del liberalismo clásico. Sus autores predilectos son gente como John Rawls, famoso filósofo estadounidense autor de Una Teoría de la Justicia. Grosso modo, plantea que el Estado tiene que asegurar una igualdad de partida a todos los individuos, pero luego estos tienen que hacerse responsables de las decisiones que toman, según Simón.

¿Quién es realmente socioliberal?

Los analistas apuntan a varios partidos del norte de Europa como los auténticos socioliberales: el holandés D66 o el danés Radikale. Y a una serie de televisión, Borgen, cuyos protagonistas pertenecen a un partido socioliberal.

En cuanto a los políticos más representativos, se cita habitualmente a Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá. Lidera el Partido Liberal de Canadá, a la izquierda del Partido Conservador y a la derecha del Nuevo Partido Democrático, socialdemócrata. Trudeau habría dado al Partido Liberal, con 150 años de historia, un carácter moderno y social. “Le ha aplicado un toque más liberal en lo social, ha participado en el orgullo gay, ha pedido incurrir en algo de déficit para redistribuir un poco más y ha pedido perdón a las minorías nativas; pero sigue siendo del Partido Liberal de toda la vida”, concluye Galindo.

Emmanuel Macron, el vencedor de la primera vuelta de las presidenciales y probable próximo presidente de Francia, se ajusta aún más al perfil: viene del ala centrada del Partido Socialista Francés, pero lleva entre su pack de políticas cosas muy del gusto de la patronal o las grandes empresas.

Como ministro de Economía implantó la polémica Ley de liberalización de la Economía, llamada ‘Ley Macron’.  En ella se incluía el aumento de cinco a doce los domingos que pueden abrir los comercios en las zonas turísticas, e iniciativas para desregularizar profesiones como la notaría y liberalizar sectores como el transporte público en autobús.

Macron, que no milita en los socialistas franceses, llegó al Gobierno de Francois Hollande tras la dimisión como ministro de Economía de Arnaud Montebourg, del ala más radical de izquierdas.

Por la misma puerta por la que entró, salió dos años después para fundar su propio movimiento, ¡En Marcha!

A esta lista de representantes del socioliberalismo se suman, con matices, Matteo Renzi, primer ministro italiano hasta su dimisión hace unos meses, y conocido por haber bajado los impuestos y haber lanzado una reforma laboral que reduce la protección de los trabajadores; o Barack Obama, que lanzó una ley de sanidad que ampliaba el seguro sanitario a decenas de millones de estadounidenses pero mantenía el sistema de seguros privados.

¿Es Ciudadanos el partido socioliberal español?

Ciudadanos ha abierto su sede madrileña a los seguidores de Macron para el seguimiento de la noche electoral francesa. Desde ella ha comparecido su líder, Albert Rivera, para valorar la victoria de Macron y destacar que hay “una relación” entre ambos movimientos políticos. “El liberalismo, para un mundo global, tiene mejores respuestas que los socialistas o los conservadores, y lo estamos demostrando en Europa o en Canadá”, ha sentenciado Rivera en una entrevista en Onda Cero.

Macron, por su parte, ha reconocido su similitud en valores con el partido naranja español.

Ciudadanos sustituyó, el pasado mes de febrero, toda referencia a la socialdemocracia en sus estatutos por la de liberalismo progresista. Era el final de una lucha de interna que ganó la corriente de Luis Garicano (que como independiente lidera el perfil económico) o Toni Roldán, el actual jefe de programas.

“Tampoco es un modelo socioliberal claro, porque no se sabe si los votantes o la élite del partido están en ese universo ideológico, pero desde luego hay corrientes dentro del partido y debates sobre temas como la sanidad de inmigrantes o si subir o bajar impuestos”, opina Galindo.