Inicio Entrevistas Pablo Correa: “El programa económico de Felipe Kast se aleja de lo...

Pablo Correa: “El programa económico de Felipe Kast se aleja de lo que se entiende como derecha”

233
0
Compartir

El coordinador del programa económico de la precandidatura de Felipe Kast, Pablo Correa, asegura que las propuestas que impulsan desde Evópoli se alejan del ideario tradicional por el que ha transitado durante los últimos 60 años la derecha; no obstante, afirma que es la única vía para que Chile logre el desarrollo en un mediano plazo.

¿Cuál es el sello del programa económico de Kast?

-Queremos una economía que sea básicamente liberal y no tenemos miedo en decirlo: una economía social de mercado basada en la capacidad de elección libre de parte de personas y empresas.

¿Cómo se aterriza esa visión?

-Queremos una economía que sea mucho más competitiva, donde haya muchos más capitalistas. No le hacemos el quite ni repudiamos al rol social de la empresa. En ese sentido, un elemento muy particular de la economía chilena es que hay una alta concentración del capital, y nosotros queremos que se abra y haya una mayor democratización del capital, y la fórmula que planteamos es a través del emprendimiento.

¿Cómo se llevaría a cabo esta propuesta?

-La estructura de la economía debe cumplir un criterio mínimo de no ir dejando rezagados en el camino, y en ese sentido, la velocidad máxima para el desarrollo lo fijará la última persona. Por su parte, el Estado debe cumplir el objetivo de velar para que nadie se quede rezagado, queremos que el Estado tenga un rol que lo transforme en un proveedor más eficiente de bienes y servicios públicos, garantizando una red de seguridad social que se haga cargo de aquellos grupos que pueden ir quedando rezagados en esta carrera al desarrollo. Junto con corregir ciertas cosas de la estructura económica, se debe corregir fuertemente el rol del Estado, que hoy día es una empresa ineficiente y con una pésima atención a sus clientes, que son las personas.

¿Se quiere avanzar cambiando la estructura económica del país?

-Hoy día lo que necesita Chile para seguir su camino al desarrollo es una política exportadora 2.0 y esto se logra con bienes de mayor valor agregado; se debe pasar de exportar bienes a servicios, pero para lograrlo se necesita una determinación del Estado y del sistema político, porque simplemente bajando impuestos o flexibilizando el mercado del trabajo no se llega al desarrollo. Se necesitan de elementos adicionales.

¿Cuál es el horizonte de tiempo que tienen estipulado para realizar este cambio en el rol que jugará el Estado?

-Nuestro plan de trabajo contempla medidas de corto plazo que serán impulsadas dentro de los primeros 100 días, y otras de largo plazo. Ambas medidas nos llevarán a que hacia 2021, el crecimiento potencial esté más cerca de 4% (hoy entre 2,5%-3%).

¿Por qué asegura que este programa económico se aleja de lo que se entiendo como el pensamiento de derecha?

-Tradicionalmente el discurso de este sector se ha basado en tratar de minimizar el rol del Estado y de pensar que mientras menos regulaciones se tengan, las cosas se van a generar de manera espontánea. Esas premisas están obsoletas. Todos los países que han llegado al desarrollo lo han logrado porque están dispuestos a caminar de manera conjunta entre el sector privado y el Estado. Este programa económico se aleja de lo que tradicionalmente se entiende como pensamiento de derecha.

Dentro de los primeros 100 días de gobierno, ¿qué medidas se implementarán para impulsar la actividad?

-Lo primero es volver a hacer una Reforma Tributaria. Proponemos eliminar la renta presunta, que hoy en día no se justifica porque permite proteger a ciertos grupos de poder como los gremios del transporte, del sector agrícola y mineros. Otra medida que no se justifica y que genera distorsión es la diferencia entre el impuesto específico a las bencinas y al diésel, por ello, vamos a unificar el gravamen a 4,5 UTM (Unidades tributarias Mensuales) por litro cúbico.

Con respecto a la estructura tributaria, ¿se volverá a un sistema integrado?

-Vamos a integrar el sistema y equiparar la tasa máxima de Renta con la del Global Complementario en 27%. Y para la inversión impulsaremos la depreciación instantánea, ampliándola para que incluya no sólo inversión en capital fijo, sino que también otro tipo de inversiones como en capital humano. Además propondremos el sistema llamado Allowance For Corporate Equity (ACE), el cual permite deducir del impuesto a las utilidades tanto los intereses de deuda como una tasa de retorno libre de riesgo para el capital. Con estos cambios la recaudación no debería ser muy distinta a lo que tenemos hoy, porque no hay espacio para bajar la recaudación.

Ahora bien, en cuanto al sistema de pensiones, ¿cuál es el enfoque que Evópoli le dará?

-Para mejorar las pensiones, primero se debe mejorar el mercado laboral, e impulsar medidas que políticamente difíciles como por ejemplo aumentar la edad de jubilación, porque hoy una persona a los 60 y 65 años es joven y puede seguir trabajando. Asimismo, hay que forzar a que los independientes coticen, y aumentar la competencia de las administradoras separando el negocio de las cuentas de la administración del fondo.

¿En el terreno fiscal, qué se propone?

-La Ley de Responsabilidad Fiscal que hoy obliga a los Gobiernos a dar a conocer cuál será su política fiscal dentro de los primeros 90 días de asumido, es una ley incompleta, en el sentido de que es declarativa, porque no cumplirla no tiene ningún costo. Por ello, proponemos que haya un mayor control, entonces vamos a impulsar la creación de una oficina presupuestaria en el Congreso que se preocupe de ser una contraparte de Hacienda para analizar la eficiencia del gasto, con amplias atribuciones de control. Y también crear un consejo fiscal asesor autónomo.