Inicio Portada La gran regresión

La gran regresión

595
0
Compartir
WASHINGTON, DC - JULY 23: Donald Trump listens at the Trump International Hotel Washington, D.C Groundbreaking Ceremony at Old Post Office on July 23, 2014 in Washington, DC. (Photo by Paul Morigi/WireImage)

Las situaciones políticas que hemos vivido en los últimos años muestran que se está produciendo un cambio radical en la política mundial, la cual parece retroceder de la democracia liberal que se formó desde el fin de la guerra fría, hacia una forma de populismo autoritario. En 1989 se pensó, siguiendo a Francis Fukuyama, que el mundo salía de la pesadilla de la época de confrontación de las dos grandes potencias, y que se iniciaba un orden definido por la apertura de las fronteras al capital, bienes, ideas y personas. Pero este sueño se ha convertido en una pesadilla. Muchos países que no tuvieron éxito en emular ese modelo tienen hoy economías fracasadas y una parte de sus poblaciones busca emigrar a los países ricos de Europa y a los Estados Unidos.

El paso de la democracia representativa que posibilita la participación de grupos minoritarios en la vida pública, a una democracia sin ataduras que permite que mayorías amenazadas definan la suerte de las minorías, es sin duda una regresión a un mundo político autoritario y despótico, que había sido superado.

¿Qué explica esta gran regresión? ¿Por qué las mayorías en las sociedades democráticas están cuestionando valores liberales como el pluralismo religioso y ético, la garantía de las libertades por medio de derechos, la tolerancia a la diversidad sexual y religiosa y la neutralidad ética del Estado? ¿Por qué las mayorías en Gran Bretaña y los Estados Unidos dicen no a los migrantes y a los refugiados y así ganan las elecciones?

Según Arjun Appadurai, la globalización ha producido que los Estados pierdan su soberanía económica, que es la base de su soberanía nacional. Ante esto, los populistas han buscado reemplazar la soberanía económica por una soberanía cultural, que se apoya en valores tradicionales y en la historia de un determinado pueblo. Como explica Ivan Krastev, el surgimiento del populismo de derecha está determinado por la revolución tecnológica y los cambios demográficos que ha producido la globalización.

Los efectos negativos de la globalización en los países pobres y los problemas surgidos por las guerras en Siria, Irak, Afganistán, dispararon la revolución migratoria, la cual ocasionó la “inquietante capacidad de provocar una contrarrevolución en Europa” (Krastev, 2017).

Esta es la contrarrevolución de las mayorías de los países ricos, que amenazadas porque extranjeros se puedan tomar sus países y poner en peligro su forma de vida, rechazan el liberalismo y adoptan la democracia mayoritaria. En esto consiste la reacción populista de derecha. Así lo afirmó uno de sus más importantes exponentes, el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán: “una democracia no es necesariamente liberal. Justamente porque no es liberal, es que puede ser una democracia”.

Colombia no está en el club de los populistas, pero solicita entrada. Tiene dirigentes con experiencia en el desconocimiento del Estado de derecho y libertades individuales como la libertad de prensa y de expresión. El país está preparado para ir, con Trump y el Brexit, hacia la gran regresión por la que se desboca el mundo.

Por: Francisco Cortez

Fuente: http://www.elcolombiano.com/opinion/columnistas/la-gran-regresion-DM6970140