Inicio Reportajes Las fracturas ideológicas dentro del Partido Liberal Colombiano que amenazan su unidad

Las fracturas ideológicas dentro del Partido Liberal Colombiano que amenazan su unidad

129
0
Compartir

El Partido Liberal Colombiano es una de las organizaciones políticas más importantes del establecimiento político de dicho país. Aunque durante buena parte del siglo XIX el Partido Liberal defendió principios cercanos al liberalismo económico, hace tiempo que este partido abandonó dicha causa. En la actualidad Partido Liberal hace parte de la Internacional Socialista y se considera socialdemócrata.

En la mayoría de partidos políticos existen facciones diferentes, el Partido Liberal Colombiano no es la excepción. Sin embargo, cuando existen grandes divisiones políticas, los movimientos políticos pueden correr el riesgo de separarse. En el Partido Liberal las divisiones internas han llegado a tal punto de tensión que algunos ya hablan de un posible de un cisma político.

En el PanAm Post le contamos cuáles son las causas de esta tensión y cómo las disputas internas pueden poner en peligro la unidad de este partido.

Según diversas fuentes consultadas por el PanAm Post, el Partido Liberal Colombiano tiene dos facciones ideológicas principales: el gavirismo y el samperismo. Ambos grupos están dirigidos por expresidentes: Ernesto Samper y César Gaviria. Las diferencias entre grupos además de personales son ideológicas.

El gavirismo defendería posturas económicas socialdemócratas que implican una importante intervención del Estado en la economía. Pero las propuestas económicas del gavirismo están menos a la izquierda que las del samperismo. Prueba de ello es que Ernesto Samper ha defendido en más de una ocasión ciertas políticas económicas y sociales del chavismo venezolano.

A la facción gavirista pertenecerían políticos como Simón Gaviria, Rafael Pardo, David Luna o Juan Manuel Galán. Por su parte, los principales líderes del samperismo incluirían a Horacio Serpa y Cecilia López. A pesar de los diferentes matices sobre el manejo de la economía, ambas facciones parecen converger en la mayoría de temas, incluido en el tema de la relación entre religión y el Estado. Para ambas facciones, las convicciones religiosas de los individuos deben mantenerse alejadas del Estado. Esa misma postura está consignada en el ideario del Partido Liberal.

Pero al gavirismo y al samperismo parece haberle llegado competencia dentro del Partido Liberal. El cristianismo político es cada vez más visible en el Partido Liberal. La cara más visible de esta facción es la senadora Viviane Morales.

Viviane Morales es una senadora del Partido Liberal. Una de las iniciativas más mediáticas de la senadora Morales fue la promoción de un referendo para restringir el derecho a la adopción exclusivamente a parejas heterosexuales. De ser aprobado este referendo, se habría impedido que solteros, viudos y parejas homosexuales adoptaran niños. La iniciativa de Morales fue apoyada por varias iglesias cristianas reformadas de Colombia.

El referendo de Morales fue condenado por ciertos sectores de la sociedad colombiana, incluidos varios líderes del samperismo y del gavirismo. Debido a la oposición de varias organizaciones políticas, incluidos varios congresistas liberales, la convocatoria a referendo de Morales no prosperó en el Congreso.