Inicio Noticias recientes “Defensa de la burocracia”

“Defensa de la burocracia”

95
0
Compartir

Aprovechando el aniversario de la Contraloría, quisiera plantear un punto en defensa de la burocracia.

La Contraloría General de la República cumple 90 años esta semana. Su posición no es fácil, pues puede catalogarse como una institución que fomenta el exceso de burocracia en el funcionamiento del Estado. Todos quisiéramos un Estado ágil, dinámico, concentrado principalmente en la provisión de los servicios públicos que le son propios. Sin lugar a dudas este debe ser el horizonte de toda reforma modernizadora del Estado, pero aprovechando el aniversario de la Contraloría, quisiera plantear un punto en defensa de la burocracia.

Más allá de la connotación negativa de la palabra, y de la imagen de timbres y papeles arrumados en viejos escritorios que evoca, la burocracia -entendida como una serie de procedimientos que se deben realizar para resolver algún asunto en el Estado- nos da a los ciudadanos ciertas garantías que son vitales en un estado de derecho.

El conjunto de procedimientos, normas, controles, auditorías y grandes torres de papeles y timbres sobre un escritorio, contienen el voluntarismo circunstancial de alguna autoridad de turno, pesquisan el mal uso de los recursos del Estado y, quizás la función más relevante de la Contraloría en la actualidad, determinan si la actuación de los servicios públicos se ajusta o no a la ley. Esto es un aspecto central de la vida en democracia y un valor para los ciudadanos que interactuamos con el Estado como contribuyentes o beneficiarios de políticas públicas. El desafío permanente es la modernización de la burocracia en Chile. Que más agilidad y dinamismo del Estado no signifique una pérdida de control, para que los ciudadanos podamos seguir confiando en que las actuaciones del Estado persiguen el bien común y no el interés de unos pocos.

Manuel Arís

Director de Incidencia Espacio Publico