Inicio Noticias Liberales Liberalismo naranja

Liberalismo naranja

134
0
Compartir

El economista y probable candidato a las europeas Luis Garicano presentó ayer en Zaragoza su libro en el que sintetiza el ideario de la formación de Rivera para combatir el auge de los populismos.

El economista Luis Garicano, uno de los referentes ideológicos de Ciudadanos y candidato a las elecciones europeas por la formación naranja en las primarias que se celebran hoy, presentó ayer en la librería Antígona de Zaragoza su libro El contraataque liberal, que podría considerarse un manual del liberalismo para combatir el auge de los populismos. Así al menos lo dibujaron ayer su autor y el candidato del partido para encabezar las listas a las elecciones autonómicas en Aragón, Daniel Pérez Calvo, durante la presentación de ayer. El periodista actuó como presentador del cerebro de ciudadanos en su primer acto de partido como precandidato.

Para explicar el panorama actual, Garicano se remontó al denominado «fin de la Historia» de los años 90, cuando tras la caída del Muro de Berlín y el comunismo soviético, se consideraba que la extensión de la democracia liberal y la consolidación del Estado del Bienestar solo podía traer prosperidad.

Un avance que se vio bruscamente interrumpido por la crisis del 2007, que hizo tambalearse valores «que creíamos seguros», como la democracia, el mercado y las estructuras supranacionales de cooperación como la Unión Europea. En este contexto surgieron los populismos, azuzados también por la «inquietud» de la gente ante inminentes amenazas como la extensión de la robótica o la inteligencia artificial, y la creciente desigualdad en una economía globalizada.

Garicano rebajó la incidencia laboral de las máquinas, recordando que no dejan de ser una evolución de la automatización que pudo ocurrir para los trabajos sin formación con la Revolución Industrial, solo que ahora afecta a tareas intelectuales como puede ser un diagnóstico médico. Pero no todos los trabajos los podrán hacer máquinas.

Para sobrevivir en este inminente mundo futuro, Garicano ofrece en el libro diversas recetas, como apostar por una continua y variada formación de los trabajadores que facilite su movilidad laboral.

SENTIMIENTO Y RAZÓN

Otro de los ejes que propone Garicano es el combate del «sentimentalismo siempre en negativo» que proponen los populismos. Tradicionalmente, expuso, el liberalismo lo ha combatido con racionalidad, con datos, pero el Brexit fue una muestra de que la gente «está cansada de expertos», por lo que apuesta por un rearme también sentimental, con la creación –en el caso de España– de un «patrotismo constitucional» que también apele al sentimiento pero de valores positivos, con un proyecto conjunto de progreso.

Su apuesta también pasar por asegurar la eficiencia del Estado y de Europa que quite argumentos a los que la ponen en duda, lo que pasaría por reformar el Estado autonómico y crear «un nuevo proyecto europeo» que garantice «una verdadera soberanía europea», según recoge el volumen. Para que la descontenta ciudadanía vea que, en el fondo, está mejor que nunca.

Fuente