Inicio Politica Nacional Cámara visa reforma para nueva Constitución sin paridad de género ni escaños...

Cámara visa reforma para nueva Constitución sin paridad de género ni escaños para indígenas, pero comisión del Senado repone indicaciones

89
0
Compartir

Diputados aprobaron texto que viabiliza proceso constituyente, pero rechazaron indicaciones sobre igualdad de género, pueblos originarios e independientes. Sala del Senado verá hoy la iniciativa.

Justo cuando se cumplían dos meses desde que estalló en Chile la mayor crisis social y política desde el retorno a la democracia, la sala de la Cámara aprobaba este miércoles la reforma al capítulo XV de la Constitución, habilitando el plebiscito de abril de 2020 y, con ello, el proceso constituyente.

La norma -respaldada en general por 127 votos (de oposición y oficialismo), 18 en contra y cinco abstenciones- surgió del acuerdo alcanzado el 15 de noviembre entre partidos de centroizquierda y centroderecha, que fue plasmado por una comisión técnica en una reforma constitucional que se ingresó al Congreso vía indicación sustitutiva el lunes.

La votación del miércoles -34 días después de ese histórico acuerdo- reflejó la división que ese pacto generó desde el primer día en sectores de la oposición, principalmente en el Frente Amplio, el Partido Comunista y la Federación Regionalista Verde Social (FRVS). Mientras el PC rechazó la idea de legislar del proyecto, los diputados de Convergencia Social se abstuvieron, a excepción de Gabriel Boric, quien emitió su voto a favor.

En contra votaron, además, los tres diputados de la FRVS, los tres parlamentarios del Partido Humanista, el diputado Félix González, del Partido Ecologista Verde, y el independiente René Alinco, mientras que Maite Orsini (RD) fue la única abstención de su bancada. En el caso de Chile Vamos, la diputada Catalina del Real (RN) fue la única parlamentaria que se desmarcó de los votos a favor de su coalición, emitiendo una abstención. El ex UDI Ignacio Urrutia, en tanto, se sumó a los rechazos.

Por otro lado, no alcanzaron el quórum para su aprobación las disposiciones transitorias que -tras infructuosas negociaciones entre los presidentes de partidos para lograr un acuerdo complementario- la oposición y algunas parlamentarias oficialistas habían incorporado en la Comisión de Constitución para asegurar paridad de género, escaños reservados para pueblos originarios y un mecanismo para facilitar la participación de independientes en el órgano constituyente.

Esas indicaciones se dieron por rechazadas por no lograr los 93 votos (3/5) que requerían para ser incorporadas en la reforma, logrando solo 80 votos a favor, 62 en contra y siete abstenciones, las que provinieron de los seis diputados de Evópoli y Marcela Sabat (RN). Esta última fue una de las parlamentarias que había liderado la incorporación de cuotas de género en su sector.

La votación se dio luego de casi ocho horas de debate, que tuvo momentos de intensas manifestaciones en las tribunas por parte de organizaciones feministas y pueblos indígenas. La discusión había estado marcada principalmente por los permanentes emplazamientos a RN, colectividad que en la jornada previa había definido rechazar todas las disposiciones complementarias, pese a que sus propias parlamentarias y el presidente de ese partido, Mario Desbordes, habían comprometido su apoyo. Esto, luego de que la UDI, Evópoli y sectores de la misma bancada de RN advirtieran que aprobar esas indicaciones excedía el acuerdo original y podía poner “en riesgo” su viabilidad.

Así, resolvieron ver esos temas en proyectos aparte de la reforma general que habilita el proceso constituyente.

Tras la sesión del miércoles en la sala, las parlamentarias de oposición cuestionaron duramente a sus pares oficialistas y las acusaron de “traicionar” y “darles la espalda” a las mujeres de Chile.

Sin embargo, el sector activó una ofensiva pocos minutos después, y el diputado Matías Walker (DC) convocó a una sesión extraordinaria de la Comisión de Constitución, donde se aprobaron dos reformas a la Ley Orgánica Constitucional de Votaciones y Escrutinios -ingresadas por RN con el mismo contenido de las disposiciones rechazadas- para garantizar paridad de género y mecanismos de participación para independientes. La norma que busca asegurar escaños reservados para pueblos indígenas, en tanto, se votaría este jueves a partir de las 9.00.

Pese a esos avances, la UDI impugnó su validez asegurando que la instancia no había sido convocada ajustada a reglamento.

 

Senado resuelve este jueves

Una vez despachado de la Cámara el proyecto que viabiliza el proceso constituyente, pasó a ser revisado por la Comisión de Constitución del Senado.

La instancia aprobó en general el texto de la reforma y, además, repuso las indicaciones sobre paridad de género, escaños para pueblos originarios y participación de independientes, justamente lo que había rechazado la Cámara. Esto, gracias a la mayoría de la oposición en esa comisión, que se impuso 3 a 2.

Pese a ello, en ese sector están conscientes de que es difícil lograr los 3/5 necesarios para refrendar esa votación este jueves en la sala del Senado. Así, de no obtenerse ese quórum, esos temas seguirán viéndose en paralelo, a través de los proyectos que se han presentado. Y esas disposiciones complementarias se pueden aprobar de aquí al 25 de junio de 2020.

En ese sentido, en caso de que este jueves la sala del Senado apruebe sin modificaciones la reforma que viabiliza el proceso constituyente, no deberá regresar a un tercer trámite a la Cámara, y quedará en condiciones de ser promulgada. Con eso, queda habilitado el plebiscito del 26 de abril, en el que los chilenos y chilenas podrán pronunciarse ante la necesidad de generar o no una nueva Constitución y, asimismo, respecto del mecanismo, donde podrán elegir entre una convención constitucional 100% electa por la ciudadanía o una convención mixta constitucional que incluya un 50% de parlamentarios en ejercicio.

La iniciativa, además, establece que ambas instancias -que serán elegidas en octubre de 2020- deberán aprobar las normas del texto constitucional por 2/3. Asimismo, quedó aprobado un polémico artículo que establece que en caso de que en el plebiscito ratificatorio que contempla el proceso se rechace la propuesta constitucional, siga vigente la actual Carta Fundamental.

 

La abstención de Evópoli

Cuando la reforma fue vista el miércoles en la sala de la Cámara, a varios les llamó la atención siete puntos amarillos que indicaban, en el tablero que muestra las votaciones, las abstenciones de los seis diputados de Evópoli y de la diputada de RN Marcela Sabat.

Pese a que el martes los tres partidos de Chile Vamos se habían comprometido a “respetar” el acuerdo del 15 de noviembre y, por tanto, no respaldar los artículos que incorporaban paridad de género, escaños reservados y participación de independientes, cuando estos se votaron el miércoles en general, solo la UDI se alineó con el rechazo.

De acuerdo a lo que transmitieron diputados UDI y RN, la votación de sus pares de Evópoli los sorprendió, ya que daban por descontado que rechazarían esos aspectos, en consideración a las conversaciones que, desde el lunes, se habían llevado adelante entre dirigentes de las distintas colectividades y el gobierno.

Ese día, de hecho, hubo una reunión en la oficina de la Segpres en Valparaíso,en la que estuvieron el titular de la cartera, Felipe Ward; el presidente de RN, Mario Desbordes; la jefa de bancada UDI, María José Hoffmann; el jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, y Sabat y Jaime Bellolio (UDI), entre otros.

Según comentaron, en esa conversación los parlamentarios subrayaron la importancia de “cuidar el acuerdo”, por lo que pidieron en particular a Sabat que no mantuviera su respaldo a la indicación que esa tarde había firmado -junto a su par Ximena Ossandón- para incorporar esos aspectos en la reforma. Dicen que la discusión fue “respetuosa”, pero “dura”, y que, por eso, se entendía que los tres partidos comprometían su rechazo.

Tras la votación del miércoles, Cruz-Coke explicó a La Tercera que “bajo ningún punto de vista” la abstención puede entenderse como una vulneración de lo acordado, pues esos votos terminan sumándose al rechazo. Y añadió: “Lo importante era mantener el acuerdo en su integralidad, y perfectamente se hacía con la abstención o el rechazo (de los temas complementarios). Por ende, ahora vamos a seguir sobre la base del acuerdo y vamos a agregar, por la vía de proyectos de ley que van a estar en comisión, con la urgencia que le hemos pedido al ministro Ward, las cuotas de género, los escaños reservados para pueblos originarios y la participación de independientes”.

En la misma línea, Desbordes sostuvo que “lo importante es que se aprobó el acuerdo y honramos la palabra, la coalición y buena parte de la oposición”.

 

Fuente: La Tercera


Warning: A non-numeric value encountered in /home/webmar08/public_html/ciudadliberal.cl/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 997